Jeison Murillo cumplió su sueño de llegar al Barcelona

Cuando era niño y jugaba en Barranquilla, Jeison Fabián Murillo soñaba con jugar en el Barcelona. Tras varias escalas en su carrera (Deportivo Cali, Cádiz, Las Palmas, Granada, Inter de Milán y Valencia), ese sueño se le cumplió, a los 26 años. Ahora, en sus pies y con su talento está la posibilidad de quedarse mucho más de los seis meses que inicialmente durará su cesión.

Murillo vivió este jueves su primer día oficial, más protocolario que otra cosa, como jugador del Barça. Y también tratará de que ese paso no sea fugaz, como el de los otros dos colombianos que se pusieron esa camiseta. Por lo pronto, está viviendo la alegría del que llega como nuevo a un club.

El día comenzó oficialmente a las 11 de la mañana, cuando Murillo ingresó al palco President Suñol del estadio Camp Nou. Pero antes de eso pasó por la utilería del club, donde él mismo estampó la primera camiseta con su apellido y el número que usará en el Barcelona, el 17. Ya en el salón donde se firmó el vínculo, su hija, Celeste, fue quien rompió el protocolo: se sentó en las piernas de su padre, tomó el mismo bolígrafo con el que se había hecho la firma del contrato y comenzó a garabatear
Pasó el protocolo. Ahora, Murillo tendrá el reto de ayudar al Barça a mantenerse en lo más alto y a tratar de cubrir la ausencia de Samuel Umtiti, lesionado. Tendrá que ganarse la confianza del técnico Ernesto Valverde, quien hace un año no le había dado muchas opciones de figurar a su compatriota Yerry Mina. “Sabemos lo que significa el Barcelona y espero que mi tiempo aquí sea largo. Solo está en mí demostrar que puedo ser parte del club”, declaró en rueda de prensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *